Tijuana, Baja California, México
+526643318776
continentemovil@gmail.com

Migrantes en Cataluña y su integración a través del idioma

Migrantes en Cataluña y su integración a través del idioma

Bon día, bona tarda, bona nit son tres de las primeras expresiones en catalán que aprende un inmigrante que llega a Cataluña para saludar. En esta, una de las comunidades más grandes de España (formada por las provincias de Lérida, Gerona, Barcelona y Tarragona y con 7,7 millones de habitantes al 2021), el idioma juega un papel esencial para lograr una mayor integración sociocultural de las personas que han escogido esta región situada al noreste del país para vivir.

El Consorcio para la Normalización Lingüística (Consorci per la Normalització Lingüística, CPNL, en catalán) da la oportunidad de aprender este idioma, que también es oficial en España, a través de cursos y varias actividades complementarias; todo esto, mientras se practica la lengua en las calles o tiendas y las personas se sienten poco a poco integradas a la comunidad.

En las aulas de enseñanza los alumnos practican con la audición, la escritura y el habla en catalán y no importa su origen: ya sea de América Latina, África, Europa del Este, Asia e incluso del resto de comunidades de España, cualquier persona puede aprender el idioma, en el momento que lo desee.

Conocer una nueva lengua no es solo una manera de aumentar el conocimiento personal sino que, además, es otra forma de movilidad social, como ocurre en cualquier lugar del mundo en donde dominar el idioma de la sociedad receptora puede marcar significativamente la experiencia migratoria.

Una nueva experiencia

Ricardo Moreno es de Perú, y aunque además del castellano -su lengua materna- habla inglés, decidió inscribirse en uno de los cursos de catalán en Vilanova i La Geltrú, provincia de Barcelona. Como parte de los ejercicios de integración, junto a sus compañeros y profesor, acudió en días pasados a la floristería Ricardo Font para practicar los conocimientos adquiridos en clase. «Aprender en otros lugares que no sean el aula me agrada mucho, porque es un sitio totalmente distinto y al aire libre. Me sirve aprender el catalán para integrarme a un nuevo país y sociedad y, además, me servirá para lo que yo he estudiado, que es hotelería y turismo», cuenta.

Uno de sus compañeros, Juan de Dios Ruiz Marcos, es de Brasil y asegura que le resulta interesante practicar el catalán para comprenderlo mejor y para los trabajos que puede hacer.

El Consorcio ofrece varios niveles de aprendizaje del idioma ya sea de forma presencial o virtual y hay estudiantes que incluso llegan desde otras zonas de España, como es el caso de Fernando Carvajal, quien es de Andalucía y tiene muchos años estudiando, viviendo y trabajando en Cataluña. Él comenta que aprender el idioma le ha ayudado a mejorar su conocimiento de la cultura catalana y su lengua. “Me siento orgulloso de saber que en mi país se puedan hablar varios idiomas oficiales”, dice.

El profesor Josep Mesia Nin, tiene 16 años enseñando catalán a personas adultas que no son catalanoparlantes. Para él, enseñarles tiene una motivación especial porque ellos están descubriendo un nuevo entorno, costumbres y otra lengua.

Josep tiene algunas anécdotas sobre confusiones que suelen surgir entre los idiomas: El catalán y el castellano son lenguas de origen latino y hay palabras similares, por ejemplo, la palabra “cama” en catalán es “el llit”; en cambio, en catalán la palabra cama significa «pierna». También ocurre con el inglés, la palabra “home, de casa”, en catalán significa «hombre». “Así los alumnos se sorprenden cuando aprenden”, comenta el profesor.

El profesor Josep Mesia Nin tiene 16 años enseñando catalán a personas adultas que no son catalanoparlantes | Foto: Miriam Guerrero

Él recomienda dejar la vergüenza de hablar catalán en casa, porque «aprender este idioma es una manera de integración más rápida; cuanto antes se aprende el idioma será mejor para hacer nuevas amistades y expandirse porque se tiene el conocimiento de dos lenguas: el castellano y el catalán”, expresa.

Más alumnos de América Latina

El 80% de los alumnos que hay en el centro son extranjeros; la mayoría son de América del Sur y Centroamérica, como se observa en la gráfica. Los demás estudiantes llegan de otras comunidades de España, así como de Rusia, Marruecos, la Unión Europea -especialmente del este-, de Pakistán, China y otros países.

Cabe señalar que debido a la pandemia del COVID-19 hubo una reducción de alumnos durante el 2020, pero en la actualidad, la demanda está volviendo a los niveles previos.

 

 

...................................................

ENTREVISTA

"Hablar otro idioma es una oportunidad para todos"

Isabel Julià Carbonell, responsable del Servei de Catalá del Garraf i de Vilanova i la Geltrú (provincia de Barcelona), explica cómo se integran los inmigrantes de otros países y de las otras comunidades de España, a la cultura y sociedad de Cataluña, a través del aprendizaje del idioma catalán.

Isabel Julià Carbonell, responsable del Servei de Catalá del Garraf i de Vilanova i la Geltrú | Foto: Miriam Guerrero

¿Por qué es importante que las personas que llegan de otros países se integren a través de la lengua a la comunidad de Cataluña?

Si tú vives en una comunidad tienes que tratar de acercarte a esa comunidad y, una forma de acercarse y de diferenciarse, es aprender la lengua. Lo digo dentro de España porque aquí aparte del español hay una lengua diferente  que es el catalán y las dos lenguas son oficiales. Aprender la lengua te hace sentir mucho más cercano a la comunidad que vive en Cataluña y eso te abre puertas. A veces, la administración te pide que puedas comunicarte en catalán y en español cuando estás atendiendo al público, o si trabajas en una tienda y puedes atender en ambas lenguas, es una ventaja. Si además puedes atender en francés y en inglés, mucho mejor.

¿Eso les permite a las personas acercarse y no sentirse tan extrañas?

Claro, eso te abre puertas para conocer mejor la cultura de aquí, la comunidad, qué actividades se hacen, puedes tener acceso a la radio, a la televisión a la prensa y, por lo tanto, eso te hace comprender y entender mejor el lugar donde has decidido vivir. Por lo tanto, creo que te da seguridad y tranquilidad y no te sientes tan distinto.

¿A través de qué actividades se aprende la lengua catalana?

Además de enseñar la lengua en las aulas, también se la promociona. No sirve de nada enseñar la lengua si después la gente no la va a utilizar, para eso hay que hacerla necesaria. Si tú aprendes una lengua y vas a la calle y resulta que todos te hablan en español y no te habla en catalán, pues no tienes acceso a poder practicar lo que aprendes dentro del aula, no tiene ningún sentido. Por lo tanto, hay otras actividades paralelas a los cursos que tienen la intención de promover el uso de la lengua. ¿Cómo?

✔️ Colaborando con las bibliotecas y que los alumnos participen en un Club de Lectura Fácil que les ayuda a mejorar su vocabulario, con la lectura de libros escritos de forma sencilla.

✔️ Voluntariado lingüístico que es un programa paralelo que ayuda a los alumnos a mejorar su aprendizaje y lo importante es que te ponen en contacto con una persona que habla bien catalán durante una hora semanal por 10 semanas; el compromiso de ambas personas es que solo hablen catalán haciendo cualquier actividad. Esto sirve para que el que aprende mejore y hable con más fluidez y para que el voluntario vea que no necesita cambiar de lengua, porque la otra persona le comprende.

¿Es importante mantener viva la lengua catalana o cualquier otra lengua?

La importancia de una lengua no se mide por la cantidad de hablantes. Acabamos de celebrar el Día Internacional de la Lengua Materna (21 de febrero, fecha establecida por la UNESCO) y es para dar visibilidad a esas lenguas minorizadas, que son muchas en el mundo y que van desapareciendo a medida que desaparecen sus hablantes y que nadie las protege. El catalán, por ejemplo, no tiene una ley que la proteja para que exista en todos los ámbitos de la sociedad, incluso muchos productos no están etiquetados en esta lengua.

¿Qué hacer cuando el extranjero llega a Cataluña, va a una tienda y le hablan español en lugar de catalán?

La única posibilidad es que la persona que llega de otro país diga “por favor háblame en catalán, estoy aprendiendo el idioma y tengo mucho interés en aprenderlo”. Además, dentro del voluntariado no solo están las personas que participan en el proceso de acompañamiento, sino que hacemos convenios con tiendas que se comprometen a hablar en catalán aunque el cliente tenga dificultades para expresarse, pero sí le entiende.

En resumen, hay que informarles a las personas extranjeras que no tengan vengüenza para hablar la lengua…

Exacto, nosotros vamos a visitar esas tiendas y les decimos que irán alumnos que harán prácticas, pero lo importante es que no le cambien la lengua porque esa persona les entiende y lo que quiere es practicar. En realidad, cuando la persona local está cambiando su lengua está abandonando su lengua; hay un momento en que hay que cambiar evidentemente si la otra persona está recién llegada y no comprende muy bien, pero, a medida que va entendiendo el catalán, no pasa nada si ella habla en español u otro idioma; así, la persona de la tienda ya le está dando la oportunidad de integrarse. Hay países del África, por ejemplo, donde la gente habla 3 o 4 idiomas, ¿por qué no aprender uno nuevo? ♦


PARA SABER

Cómo nació el CPNL

El CPNL tiene dos razones de ser, según explica Isabel Julià Carbonell, responsable del Servei de Catalá del Garraf i de Vilanova i la Geltrú (provincia de Barcelona). La primera función con la que surgió el Consorcio fue enseñar a los catalanes que solo hablaban el idioma y no lo escribían porque, en la época de la dictadura, era una lengua prohibida en los centros educativos. La segunda función y la más importante en la actualidad es enseñar el idioma a los extranjeros que llegan a Cataluña por una nueva vida.

El Consorcio nació hace más de 30 años, por iniciativa de los migrantes que llegaban desde otras comunidades de España y que vieron necesario que sus hijos también aprendieran catalán: “Esas personas pidieron que se iniciara la inmersión lingüística y comprendieron que había una diferencia de oportunidades porque las personas de aquí podían hablar catalán y español y ellos solo español”, destaca.

Agrega que en los últimos años se calcula que han llegado 1,5 millones de extranjeros a vivir en Cataluña y que algunos no sabían que existe otro idioma en la región además del castellano. “El bagaje que tengas como persona lo puedes aumentar con otro idioma, eso no es ningún perjuicio, todo lo contrario, solo te puede dar ventajas. Si tú sabes español e inglés optas a otros trabajos y con el catalán es lo mismo. Me parece que intentar conocer el lugar donde estás viviendo, su comida, su manera de pensar […] te hace sentir más cercano; es lógico que extrañes tu propio país, pero si te integras al sitio donde estás ahora es mucho mejor para vivir y sentirte más tranquilo; esto ocurre en cualquier parte del mundo”, enfatiza.♦

 


Sobre la autora ⇓

Miriam Guerrero, linkedin 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: