Tijuana, Baja California, México
+526643318776
continentemovil@gmail.com

Recursos para prevenir la violencia sexual hacia la niñez migrante

Recursos para prevenir la violencia sexual hacia la niñez migrante

A través de un cuento, un cómic y una guía se busca educar a distintos públicos sobre los riesgos y la detección de esta problemática en Costa Rica

Bajo la consigna de que la prevención de la violencia sexual hacia menores de edad es una tarea en la que todas las personas pueden aportar, un equipo de profesionales de la organización Defensa de Niñas y Niños Internacional (DNI), en conjunto con niños, niñas y adolescentes en condición de refugio y actores locales de Costa Rica, crearon una serie de recursos para educar sobre esta temática.

El primer material consiste en un cuento titulado “Rita y la fiesta de cumpleaños”, el cual está dirigido a niños y niñas con edades entre los 8 y los 11 años. La historia está llena de colores, risas y solidaridad. Rita, su grupo de amigos/as y el perro Chocolate muestran aquí algunas situaciones que todas las personas de la comunidad deben enfrentar en equipo para ofrecer a los niños y las niñas un lugar seguro donde crecer y desarrollarse. Está disponible en formato de libro y en audiolibro.

 

Puedes leerlo aquí (da click) ⇓

 

Escúchalo aquí ⇓

 

El segundo material, construido por los y las adolescentes y dirigido a ese grupo poblacional, es un cómic titulado “Puros cuentos los de Daniel” que de forma divertida entrega a sus lectores claves para identificar situaciones de riesgo, así como información clara y acciones concretas para obtener ayuda en caso de necesitarla. Está disponible en formato de libro y en Audiolibro.

 

Puedes leerlo aquí (da click) ⇓

 

Escúchalo aquí ⇓

 

Y el tercer producto es una Guía dirigida a líderes y lideresas comunitarias, que no solo invita a estos actores locales a reflexionar sobre su importante papel en la prevención de prácticas de explotación y violencia sexual hacia niños, niñas y adolescentes en condición de refugio, sino que también les enseña a identificar situaciones de riesgo, conocer las rutas de denuncia disponibles en el país y desarrollar acciones dentro de sus entornos. Está disponible en formato de libro.

 

Puedes leerla aquí (da click) ⇓

La idea, comentó Grettel Salazar, coordinadora de este proyecto, es que “profesionales de todas las ramas, padres y madres de familia y personas que ocupan cargos de liderazgo en las comunidades puedan utilizar estos materiales para fortalecer sus conocimientos sobre el tema y tener conversaciones divertidas pero educativas con las personas menores de edad de su familia, lugar de trabajo o comunidad”.

Destaca además que, aunque estos materiales están enfocados en la población refugiada debido a que hay factores de riesgo que se relacionan específicamente con su condición, la información que contienen es apropiada y útil para la prevención de la violencia sexual hacia toda la población menor de edad del país.

Este proyecto, que recibió financiamiento del Fondo Interagencial de Alcance Comunitario y Comunicación sobre Protección contra la explotación y el abuso sexual (PSEA), creado por la Agencia de Naciones Unidas para las personas refugiadas y el Consejo Internacional de Agencias Voluntarias, empleó una metodología de investigación participativa.

Para el caso de la guía, la construcción de ideas involucró consultas a 27 actores de la zona norte y Gran Área Metropolitana de Costa Rica, durante los meses de octubre y noviembre de 2021. El cuento, en cambio, surgió de talleres donde los y las menores convocados propusieron los elementos y situaciones que les gustaría visualizar en el libro. Mientras que para el cómic, adolescentes en condición de refugio compartieron en consultas grupales sus ideas, conocimientos y preguntas en torno a la violencia sexual y posteriormente enriquecieron la organización de los contenidos y el diseño gráfico que acompaña a la historia.

Contexto migratorio en Costa Rica

Esta nación centroamericana, de 5.1 millones de habitantes, ha sido históricamente país de origen y destino de personas migrantes. De hecho, se estima que entre el 9% y 13% de su población es de origen extranjero, siendo la mayor parte de Nicaragua, dado que comparten frontera. En este grupo hay desplazados por razones políticas (un grupo desde la época de la revolución sandinista en los años 80 y otro grupo, desde abril de 2018 hasta la actualidad), también migrantes por razones socioeconómicas (búsqueda de empleo o mejores ingresos) y por reunificación familiar. Las migraciones circulares o por temporadas, para labores agrícolas o la construcción, y migrantes residentes en condición irregular o sin estatus legal, también tienen lugar en este marco.   

En los últimos años, sin embargo, Costa Rica también se ha convertido en territorio de acogida de poblaciones originarias de Venezuela, de Colombia y El Salvador, que al igual que muchas de Nicaragua buscan protección internacional en este país. Según el estudio El estado de la política migratoria y de integración de Costa Rica, de Diego Chaves-González y María Jesús Mora (2021), para el 2020 se habían aprobado 9,500 solicitudes de refugio en este país, de las cuales 3,800 fueron presentadas por nicaragüenses, 2,400 por colombianos, 1,200 por venezolanos y 1,200 por salvadoreños. Fuera de estos, había 84 mil solicitantes de refugio pendientes de resolución y otras 30 mil personas con citas programadas para formalizar su solicitud.

El tránsito de personas originarias del Caribe o de rutas intracontinentales y extracontinentales, quienes atraviesan Centroamérica y México en su intento por llegar a los Estados Unidos, es otro fenómeno que se ha venido observando desde 2015, generando situaciones que han requerido intervenciones de atención humanitaria. En esa heterogeneidad de poblaciones migrantes, los menores de edad son un grupo altamente vulnerable, de ahí la importancia de encaminar esfuerzos acotados a sus condiciones de movilidad y a las necesidades específicas de su curso de vida.

Para saber...

Defensa de Niñas y Niños Internacional (DNI) es una organización dedicada a mejorar las condiciones de vida de niños, niñas y adolescentes, sus familias y comunidades, a través de intervenciones integrales que permiten la disminución de las violaciones de sus derechos humanos. Es parte del movimiento mundial Defence for Children International y tiene presencia en Costa Rica desde 1989. Como asociación sin fines de lucro se estableció en el país centroamericano desde 1994.

 

Esperamos que este post te haya interesado. Para más análisis sobre el contexto migratorio actual escríbenos a continentemovil@gmail.com.

Y síguenos en nuestras redes sociales donde tenemos más contenidos.

Autora ⬇️

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: